Sobre el Portal

    ITONAMA

    DATOS GENERALES
    Familia Linguística: Aislada, sin clasificar
    Nombre atribuido: Itonama
    Autodenominación: Itonama
    Ubicación: Departamento el Beni; provincias Iténez y Mamoré; municipios Magdalena, Baures, San Román y San Joaquín
    Población: 6.000 hab.

    1. HÁBITAT

    Antes de su contacto con los jesuitas, los itonama vivían sobre los ríos menores de la región, a ambos lados del río Itonama, desde la gran Laguna Itonama o Carmen, hasta la región del río Machupo. La región habitada por los itonama se caracteriza por una zona pantanosa de sabanas que anualmente se inundan durante el tiempo de lluvias, cuando los grandes ríos no pueden transportar la cantidad de agua, y por sus islas de bosque de mediana densidad y bosques ribereños, donde efectúan sus actividades agrícolas y de recolección de productos forestales.

    2. HISTORIA

    Los itonama fueron uno de los últimos pueblos reducidos por los jesuitas. El padre Lorenzo Legarda informó haberles encontrado en 1704, en estado de total desnudez, habitando las sabanas mojeñas, entre las tribus baure y kanichana. Legarda dice que contó 6.000 itonama en 26 aldeas. Recién en 1720 los jesuitas fundaron con la reducción de Santa Magdalena la primera misión entre los itonama. El mismo año, pero anterior de la fundación, Chávez Suárez, Gobernador de Santa Cruz, había organizado una expedición con vecinos de esa ciudad a través del territorio que ya estaban ocupando los jesuitas, con el objeto de conseguir gente para el servicio en sus casas y haciendas, llevando a 2.000 itonama como esclavos a la ciudad de Santa Cruz.

    Cuando fueron encontrados por los jesuitas, los itonama eran gente que practicaba la agricultura, tocaban inmensas flautas Uabones) y eran hábiles tejedores. También eran excelentes constructores de embarcaciones y navegantes, así como expertos pescadores. En 1767, año de la expulsión de los jesuitas de América, la reducción de Magdalena contó con 4.000 itonama. Algunas familias se encontraban en las reducciones de Loreto y Trinidad.

    Alcides D'Orbigny, quien visitó la misión, reporta a 2.831 itonama en Magdalena y 1.948 en San Ramón, constatando que era el pueblo más numeroso de Moxos. D'Orbigny describe a los Itonama como gente de gran libertad sexual, y que cambiaban frecuentemente de mujeres.

    Durante el primer auge de la goma los itonama fueron, al igual que los demás pueblos indígenas de la región,esclavizados y su población sucumbió ante las ·enfermedades desconocidas que traían los caucheros criollomestizos. Otros fueron muertos en las 'correrías' o 'malocas' que organizaban los cruceños para captar mano de obra para los gomales. En 1887 emergió el gran líder espiritual y político Andrés Guayocho, el iniciador del movimiento mesiánico de la Guacochería, que se extendió como foco de rebelión por todo Moxos, causando migraciones en busca de la 'Loma Santa' hasta nuestro tiempo.

    En 1914, el antropólogo Erland Nordenski61d encontró solamente 300 personas de este pueblo. Como en la mayoría de los pueblos indígenas de la Amazonia, el abandono y la socapada ignorancia de su existencia por parte de los gobiernos del Estado, dejó a los itonama en el olvido. En 1958, el Instituto Lingüístico de Verano (ILV) se hizo presente entre los indígenas Itonama, en las localidades de Magdalena, Huaracaje y Nueva Calama, con la misionera Millicent Liccardi.

    3. ORGANIZACIÓN POLÍTICA Y SOCIAL

    En muchas comunidades, los itonama conviven hoy día con miembros de los grupos baure, mojeño, movima y chiquitano. Sus sitema de residencia que originalmente ha sido patrilocal tiende a volverse neolocal. En cada comunidad hay un Cabildo Indigenal y un cacique. Este sistema, al igual que en la mayoría de los grupos étnicos de esta región, se hace responsable, más bien, de la organización de las fiestas, sin dejar de ser un importante referente de consulta o consejo para los itonoma. La Subcentral Indígena de Magdalena, afiliada a la CPIB, agrupa a los itonama urbanos, organizados en el Cabildo Indigenal de Magdalena, y a los de las comunidades rurales del área de influencia de esta localidad, hoy considerado como 'ciudad intermedia'. En Magdalena existen tres Juntas Vecinales, y la Subcentral está empezando a unir a las comunidades itonoma dispersas.

    4. ECONOMÍA

    La economía de los itonama se basa en la agricultura típica para toda la Amazonia, que prepara la chacra mediante el sistema de roce, tumba y quema. Los itonama producen para su autoconsumo: maíz, yuca, arroz, plátano, frijol , zapallo, naranja, toronja, lima, mandarina, limón, palta, café, cacao, piña y tabaco, entre otros. La caza, otra actividad importante, ya no puede desarrollarse de la misma manera que en tiempos pasados, a causa del descenso de la población animal. Igual sucede con la pesca, que ha disminuido considerablemente por la contaminación de los ríos, provocada principalmente por la actividad aurífera.

    La actividad de la caza, característica por ser estacional, se la realiza en pampas inundadas y pampas estacionalmente inundadas. La ganadería en pequeña escala tiene como fin principal la obtención de leche de vaca así como la elaboración de queso y mantequilla tanto para el consumo familiar como para la venta a otras comunidades. Por otra parte, la manufactura de artesanías en goma y madera, así como las realizadas con fibras vegetales, ha ido decreciendo con el transcurso del tiempo, lo que supone a largo plazo una pérdida de tradiciones culturales de los itonama. La construcción de canoas, que se caracterizaban por su calidad , es un ejemplo patente de este proceso.

    Lo que ha incrementado entre los itanoma es la venta de su fuerza de trabajo en las estancias ganaderas de sus vecindades, donde hombres y mujeres siguen siendo explotados como en el pasado.

    5. COSMOVISIÓN

    Como señalan los ancianos, el mundo mitológico y ritual ancestral ya no existe en su forma vital como en las primeras décadas del siglo XX. Hoy en día, sin embargo, los itonama siguen sosteniendo sus visiones sobre los espíritus de los muertos y sus poderes sobrenaturales. Asimismo, el respeto frente a los amos de la naturaleza continúa, que es característico entre todos los pueblos de las tierras bajas de Bolivia, aunque con algunas excepciones especialmente entre los pueblos cuya economía se basa en la recolección y la caza.

    6. SITUACIÓN ACTUAL

    Como todos los pueblos indígenas de las tierras bajas, los itonama tienen problemas para defender sus tierras frente a invasiones de terceros, que explotan sus recursos.

    REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

    • Fischermann, Bernd . Pueblos Indígenas y Nacionales Originarios en Bolivia Tierras Bajas: Pueblo Itonama. . En: Atlas Territorios Indígenas y Originarios en Bolivia La Paz: MDRyT-Viceministerio de Tierra; 2010, p 39-40
    UNIVERSIDAD MAYOR DE SAN ANDRES - UMSA
    Av. Villazón No. 1995
    Monoblock Central
    Tel:(591-2)2442505 • 2440047
    La Paz - Bolivia