Sobre el Portal

    URU-CHIPAYA

    Los chipaya se consideran a sí mismos como jas-shoni, hombres del agua, en oposición a los hombres secos , los aymaras.
    Si el nombre proviene de la lengua aymara podría relacionarse con las siguientes voces según el diccionario de Bertonio: Cchipa: envoltorio de hichu, embutido de algo como es fruta u otras cosas. y de: Haya haque: persona extraña que no toca en parentesco.

    1. HÁBITAT Y ORGANIZACIÓN ESPACIAL

    Los uru chipaya fueron parte del señorío o nación Karanka, y como en todos los casos de esta presencia biétnica, formaron sus propios ayllus dentro de una unidad mayor, lo que les permitió conservar rasgos importantes de su cultura hasta la actualidad.

    A lo largo de milenios los urus desarrollaron lo que se conoce como 'cultura del agua', dominan la pesca y caza de aves acuáticas, y el uso de la totora y otra flora que crece en ríos y lagos. A lo largo de la historia, el pueblo uru se despliega por todo el eje acuático altiplánico. Desde el río Azángaro, actualmente en Perú, pasando por el lago Titicaca, el río Desaguadero, el lago Poopó y los ríos que salen de éste y desembocan en los salares al sur. De esta extensa presencia, los uru-chipaya son uno de los pueblos que ha ido quedando un poco aislado de otros pueblos similares, como son los uru iruito y los uru muratos.

    Aunque los uru del territorio boliviano -y los chipaya como un pueblo uru- habitan regiones secas y desérticas, viven cerca del agua y definen sus contenidos simbólico-culturales como gente del agua. La región habitada por los chipaya es desértica, aunque cuenta con el agua del río Lauca, que vuelca sus aguas en el lago Coipasa.

    En este medio hostil, donde la salinidad del suelo es alta, los chipaya han sabido aprovechar los distintos efluentes del río Lauca, que atraviesan su territorio para distribuir su caudal, realizando una rotación inteligente de sus tierras en uso, disminuyendo de esta manera la salinidad de los suelos.

    Los principales cultivos que produce la tierra uru-chipaya son la quinua, la qañahua, la papa amarga y la producción de cebada , que ha aumentado en los últimos años, pero sigue siendo importante la pesca, principalmente, y la caza de aves lacustres en el lago Coipasa, que en la actualidad está desapareciendo por la disminución progresiva de las aguas.

    El territorio chipaya, según la primera descripción con que se cuenta, estaba organizado en tres ayllus: Tuanta, Tajata y Warta, organizados en las márgenes del salar-lago de Coi pasa.

    2. COMPOSICIÓN ÉTNICA Y LINGÛÍSTICA

    En líneas generales, tenemos que la lengua más antigua es la uruquilla, nombre que se ha dado a la que hablan lo urus. Esto, sin embargo, es motivo de debate, pues ellos mismos designan a su lengua como 'puquina'. Lo cierto es que existe un vocabulario de lengua puquina del siglo XVII hecho por el cura Francisco de Oré a partir del cual se establece que el idioma conocido como puquina no tiene nada que ver con la lengua hablada por los urus. La explicación que se ha dado es que los urus utilizaron 'puquina' como una manera de designar a una lengua que no era ninguna de las dominantes, ni aymara.

    Comparando el léxico de lengua puquina del sacerdote Oré, escrito en el siglo XVII , con la lengua secreta de los kallawayas, el lingüista Alfredo Torero encuentra un 41 .26% de raíces vinculadas entre ambas lenguas, lo que indica una estrecha relación entre la lengua puquina y la de los kallawaya , mucho más que con otras lenguas andinas. De este modo, cuando compara el puquina con otros idiomas originarios establece que el 33,73% comparte raíces con el quechua, el 26,98% con el idioma aymara, y sólo el 3,96% con la lengua uruchipaya. Si bien la base léxica procede del idioma puquina, la gramática y base morfológica es principalmente quechua, con algunos afijos del puquina que se hablaba en el Imperio Incaico, y que está presente en la toponimia andina boliviana. Actualmente, las poblaciones principales como Charazani y Curva, en la provincia Bautista Saavedra, son de habla predominantemente quechua.

    Étnicamente, la historia uru describe un proceso de sometimiento ejercido por otros de lengua aymara, pero con el tiempo lo que se fue dando con mayor fuerza es la aymarización de los urus. Los chipaya son uno de los pocos pueblos que ha mantenido hasta la actualidad la cultura y lengua uru.

    3. HISTORIA

    Los pueblos uru son considerados descendientes de los habitantes más antiguos de la región circunlacustre del Titicaca. A los uru también podría atribuirse la invención de los complejos sistemas de horticultura, como los camellones, que se encuentran en la región andina.

    La historia uru es la de un constante avance de otros pueblos sobre espacios urus. Cuando los incas dominaron la región del Qullasuyu , sacaron a los urus de las lagunas y los incorporaron a provincias biétnicas, es decir, con presencia de urus y aymaras, siendo estos últimos los mayoritarios. Con el tiempo, pueblos de lengua aymara fueron ganando tierras a los urus o los urus se mestizaron mezclándose con aymaras.

    La presencias y la identidad chipaya, parece tener un origen prehispánico, pues en la documentación muy temprana, de alrededor de 1540 ya se habla de ellos. Más ta rde se consolidó como el pueblo de Santa Ana de Chipaya aymaraya. Los chipaya fueron descritos con prolijidad por primera vez por Metraux en 1923 denominándolos Uru-Chipaya.

    DIOSES Y CREEENCIAS

    Una cultura tan antigua como los urus dejó huellas también en el ámbito religioso. Es probable que algunas de las deidades del lago Titicaca fueran originariamente urus. Nos referimos principalmente a tres, que tienen la peculiaridad de tener un carácter femenino y lacustre, como fueron las dos hermanas, mujeres-peces, llamadas Quesintuu y Umantuu, con quienes Tunupa (una deidad o héroe civilizador de la región del Titicaca e hijo de Pusicacka o el Rayo) 'pecó', según el jesuita Bertonio (siglo XVII). Es decir que estas sirenas sedujeron a Tunupa en un acto divino de creación. Por otra parte, se conoce al 'ídolo de Copacabana' como una de las divinidades centrales del lago Titicaca que dio el nombre al sitio que conocemos hoy como Copacabana. El cronista Ramos Gavilán describe a esta deidad indicando que era de una piedra azul vistosa con un rostro humano y el cuerpo como pez, y dice que 'a éste adoraban por dios de su laguna'. Esta divinidad, según propone Teresa Gisbert, habría sido sustituida por la Virgen de Copacabana. Wachtel se pregunta si esta deidad acuática es de origen uru, y aunque las fuentes escritas no permiten afirmarlo, se puede suponer que fue así.
    UNIVERSIDAD MAYOR DE SAN ANDRES - UMSA
    Av. Villazón No. 1995
    Monoblock Central
    Tel:(591-2)2442505 • 2440047
    La Paz - Bolivia