Sobre el Portal

    SIRIONÓ

    DATOS GENERALES
    Familia Linguística: Tupi - Guaraní
    Nombre atribuido: Sirionó
    Autodenominación: Mbya
    Ubicación: Departamento del Beni; provincia Cercado; municipio San Javier; comunidades Ibiato, Casarabe y San Pedro. Hay sirionó en la comunidad Salvatierra, en el departamento de Santa Cruz, provincia Guarayos.
    Población: 800 hab.

    1. HÁBITAT

    En la actualidad, las tierras de los sirionó se han reducido a pocos lugares de su antiguo territorio, principalmente en su TCO con el centro Ibiato. La mayor parte de la TCa se encuentra en tierras altas, con partes boscosas que permiten la agricultura, así como también la tradicional caza y recolección.

    2. HISTORIA

    Los sirionó ocupaban una extensa región del oriente de Bolivia, que abarcaba desde la zona de la actual agroindustria cruceña hasta las orillas del río Guaporé-Iténez, y desde el norte cruceño hasta el río Paraguá al este. Ésta región incluía zonas de monte alto, al igual que extensas regiones de sabanas.

    No se sabe nada sobre el origen de los sirionó. Hasta bien entrado el siglo XX, no se había logrado ningún contacto con los sirionó, que fueron considerados como 'salvajes indómitos'. Las primeros notas sobre su presencia remite en 1780 el gobernador de Santa Cruz, quien se quejaba sobre los ataques de los sirionó a los embarcaciones que traían los productos de las reducciones de Mojos a Santa Cruz. El científico francés 'Orbigny, que viajó en 1832 por el río Pirai, encuentra curiosos puentes que los sirionó usaron para cruzar los ríos. Extraño para un pueblo que habita una región con múltiples cursos de ríos, pero entendible porque no manejaban el arte de nadar.

    A comienzos del siglo XX, hacendados lograron capturar y esclavizar a algunos sirionó, pero la búsqueda de contacto con la sociedad dominante fue causada por otro acontecimiento. En 1924/25 los ayoréode, empujados al norte por las guerras internas, debido a los desplazamientos causados por la instalación de fortines bolivianos sobre el río Pilcomayo, se enfrentaron en el 'Monte Grande' con los sirionó. En dos guerras diezmaron de tal manera a los sirionó que tomaron la decisión de acercarse a la población envolvente. En los años siguientes, muchos de ellos trabajaban en las estancias de la región. Los estancieros los vendieron como esclavos al mejor postor.

    En 1937, los sirionó fueron forzados a instalarse en la escuela estatal de Casarabe. Desde la escuela se organizaron expediciones recogiendo más sirionó hacía este centro. En 1940, Casarabe albergaba a 300 sirionó. Esta cifra se había reducido a la mitad debido a maltratos y muertes por enfermedades desconocidas. Después de la caída del gobierno de Gualberto Villarroel, el centro de Casara be fue destruido por los terratenientes.

    En 1935, misioneros evangélicos norteamericanos fundaron la Misión de Ibiato, encima de una antigua loma construida por los antepasados de los mojeño. La Misión se volvió un centro para los sirionó que huyeron de los abusos de los estancieros. La historia sufrida y dramática que sufrieron los individuos y familias sirionó puede explicar el apego que tienen hasta ahora a los misioneros de Ibiato. Sin embargo, los misioneros vendieron parte de las tierras, lo que redujo las posibilidades de los sioronó de garantizar el sustento de sus familias.

    En 1990, los sirionó se encontraban entre los más entusiastas participantes de la Marcha por el Territorio y la Dignidad, cuando los indígenas de las tierras bajas marcharon hasta la Sede de Gobierno, La Paz.

    3. ORGANIZACIÓN POLÍTICA Y SOCIAL

    Tradicionalmente, los sirionó estaban organizados en bandas con un máximo de 100 personas, que recorrían constantemente un amplio territorio. Las relaciones entre las bandas eran pacíficas. Cada grupo fue liderado por un jefe, ererekua, cuyo cargo era hereditario. El sistema de parentesco de los sirionó es sumamente complejo y clasificatorio, aspecto que es tema de estudio para muchos antropólogos. Los casamientos entre familiares cercanos dentro de estos pequeños grupos han originado el nacimieto de muchos sirionó con deformaciones, muchos de ellos en los pies, como el 'pie bot'. Pese a esta situación, estas personas no son discriminadas y se esfuerzan, negando sus defectos, a volverse valiosos miembros de su grupo. En la actualidad, los líderes con más prestigio son aquellos que participaron en la Marcha por el Territorio y Dignidad o son líderes religiosos.

    4. ECONOMÍA

    La economía de los sirionó estaba casi exclusivamente centrada en la caza. Solamente en algunas ocasiones la caza pudo ser acompañada por la pesca, lo que explica el poco interés de los sirionó por nadar, y la no existencia de canoas para cruzar los ríos o desplazarse sobre ellos. De alguna importancia fue también la recolección. Solamente algunos grupos se dedicaron ocasionalmente a plantar algunas especies en tamaños muy reducidos.

    Los sirionó cazaron un sinnúmero de animales para su sustento; ser un buen cazador era la única manera de conseguir un estatus y ser reconocido dentro de su sociedad. Kelm menciona a 56 especies de animales cazados por los sirionó. La caza era realizada con arcos y flechas de enorme tamaño, que requerían grandes fuerzas para tenderles.

    En la actualidad, los sioronó de Ibiato se dedican a la agricultura. En las chacras se produce maíz, arroz, yuca, camote, plátano y guineo. Esta actividad esta acompañada por la caza y la recolección, que sigue siendo la actividad más codiciada. Para generar un ingreso en dinero, venden productos de la chacra como maíz y arroz o miel de abejas. También venden su fuerza de trabajo en las estancias vecinas.

    5. COSMOVISIÓN

    La muy rica cosmovisión sirionó fue estudiada y documentada por varios antropólogos. Entre otros aspectos, se cita que los espíritus de los muertos se quedan en el medio ambiente y guardan relación con sus parientes, ayudándoles en sus esfuerzos, pero siendo a veces causantes de daños. Igual que los humanos, todos los seres de la naturaleza tienen alma. Los sirionó tienen terror a los kurukwa, seres o espíritus equipados con masas grandes, que hacen referencia a las guerras con los ayoréode, que se enfrentan con esta arma. Igualmente fuerte es el respeto a los amos de la naturaleza. La figura más grande es la del creador Nyasi, quien vive junto con el Sol. Entre los amos de la naturaleza se destacan Eántuantoi, el amo de los tapires, y Eakuarisa, el amo de los jaguares. El amo de los peces, Sirabu, enseñó que no se debe matar a los bufeos, porque de otro modo todos los peces se irían a perder. Los sirionó practicaban la 'couvade', donde los hombres acompañaban a las mujeres en las restricciones que acompañaban al embarazo y el nacimiento de su hijo.

    6. SITUACIÓN ACTUAL

    En la Misión, los sirionó perdieron gran parte de su elaborada cosmovisión. La vida sedentaria en el núcleo de Ibiato los llevó a cambios importantes en su economía, con la introducción de la agricultura, antes desconocida, como elemento principal de su sustento. Aunque no confirmada, es la existencia de sirionós que no establecieron contacto, a pesar de que en 1991 se produjo un ataque de un grupo desconocido a la Misión.

    REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

    • Fischermann, Bernd. Pueblos Indígenas y Nacionales Originarios en Bolivia Tierras Bajas Pueblo Sirionó . . En: Atlas Territorios Indígenas y Originarios en Bolivia La Paz: MDRyT-Viceministerio de Tierra; 2010, p 65-66
    UNIVERSIDAD MAYOR DE SAN ANDRES - UMSA
    Av. Villazón No. 1995
    Monoblock Central
    Tel:(591-2)2442505 • 2440047
    La Paz - Bolivia